Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2011

Los Autos contra los peatones: acá es entre París-Berlín de finales del xix, pero bien puede ser el DF. hoy. Una Especulación de Alfred Jarry

El nuevo microbio. Los peatones reventantes El nuevo microbio. Una enfermedad que propaga el terror. "[...] Los peatones reventantes. La opinión pública se conmovió durante la carrera de automóviles París-Berlín, por el siguiente incidente: en una de las ciudades neutralizadas, un niño de diez años quiso cruzar delante de uno de los vehículos que corría a la velocidad muy moderada de doce kilómetros por hora, y se murió inmediatamente. Esta es, a nuestro parecer, una cosa excelente, por las razones que vamos a exponer. Los que paseaban en bicicleta o en biciclo en los años 1888 o 1889, eran insultados en lengua perruna, mordidos e incitados a caerse, hasta el momento en que los perros, como se constata hoy en día, tomaron el hábito de hacerse a un lado para dar paso al nuevo aparato locomotor. Cumplimentada la educación canina, las fustas y otros adminículos de defensa del ciclista de esos tiempos pasados han podido ir a unirse a los desarma-neumáticos de la edad d…

SOBRE LA LITERATURA en MOVIMIENTO

Pequeña nota sobre las experiencias en que lo vivido es lo mismo leído o escrito: “realidad” o "ficción". Creo que la parte más bonita de la introducción de Literatura en movimiento es en la que Ottmar Ette cuenta la anécdota de su hija. Él dice que su hija cuestionó el hecho de que la literatura pudiera estar en movimiento porque lo que está escrito permanece en el mismo lugar a no ser que existiera la posibilidad de que durante la noche se movieran las letras y se desordenaran. Esto le sirve para introducir la idea de que siempre leemos de distintas formas. Siempre hallamos desiguales textos en el mismo. En realidad nos sorprendemos en las relecturas cuando encontramos cosas completamente distintas a las que habíamos creído que habíamos leído en la misma obra. Hay libros que tienen el don de potenciar esta sensación y no necesariamente los que, como Rayuela, plantean más de un camino de lectura. Pienso, claro, en los cuentos de Borges, en "El libro de Arena". Ahor…

SOBRE LAS MUJERES NARRADAS POR HOMBRES

La condición femenina según un narrador…
Leyendo Me llamo Rojo me surgió la pregunta de, cómo hacen los escritores para construir el pensamiento de sus personajes femeninos y cómo hacen para convencernos de esa feminidad…
La pregunta surgió al comienzo de la novela, en el capítulo “Yo, Sekure”, en el que la madre del pequeño Orhan “juega” con Negro. Allí se nos da una muestra de la vacilación femenina en los actos contradictorios de Sekure con el "pobre" Negro. Ella se dice a sí misma:

“Negro no es solo apuesto, mírale a los ojos, su corazón es como el de un niño, limpio y solitario. Cásate con él. Pero yo le había enviado una carta en la que le decía justo lo contrario”.

Inmediatamente después, de una forma muy poética, Sekure lee su relación de amor y amistad con Negro a la luz de la leyenda de Hüsrev y Sirin, muchas veces representada en las ilustraciones de los grandes maestros del Herat. Por esta digresión, parecería que ella sí está enamorada de él.
En el capítulo 54, ya fi…